LA ATENCIÓN FARMACÉUTICA EN EL OCASO DE LAS IDEOLOGÍAS OBSOLETAS


Una mirada al nuevo mundo que surge

De la atención farmacéutica que hablo es del proceso asistencial que mediante una secuenciación racional de actuaciones, se evalúan las necesidades de farmacoterapia del paciente, asegurando que cada medicamento tiene un propósito y es la mejor estrategia utilizarlo en este momento, alcanza el efecto deseable, no genera indeseables y la utilización de cada uno se adapta a las características del paciente como para alcanzar los resultados esperados. Y caso de que no se alcancen, a juicio del profesional o del paciente, diseñar un plan de cuidados para resolver los problemas.

Como proceso asistencial, es una actuación profesional que evita  medicar por medicar, y que está enfocada absolutamente a que esa enorme inversión que como sociedad hacemos en medicamentos tenga el retorno que merece en resultados en salud.

Como práctica, antepone a quien  toma los medicamentos que a los medicamentos mismos.  Se es sensible a sus expectativas, prioridades o temores. Se adapta a su cultura, y parte del respeto absoluto al punto de vista de quien tiene que utilizarlos, que es persona antes que paciente, y es quien se beneficia o padece sus efectos.

La atención farmacéutica no es un fast- food sanitario. Precisa ajustar  toda la medicación del paciente, puesto que las preguntas que se hace el profesional sobre un problema de salud, sus signos, sus síntomas o pruebas de laboratorio, no son cuál es el problema de salud, sino qué tienen que ver eso con los medicamentos que toma, que debiera tomar mejor, o que necesita y no está tomando. Necesita tiempo para emplear con cada paciente. Para conocer su s datos, pero para saber cómo los vive, para poder establecer una relación terapéutica de mutua confianza, en el que uno se beneficia de los resultados y otro da sentido a su papel en la sociedad. Además, no pone por delante tampoco el resultado clínico de aquello que el paciente esté dispuesto a sumir, con plena consciencia y conocimiento de sus consecuencias.

Además, precisa de la integración de las actuaciones con las de otros profesionales de la salud. Una actuación transdisciplinar en la que nadie manda, salvo el paciente, y todos se unen para aportar los conocimientos limitados de cada cual, y plasmarlos en algo más grande que la suma de cada uno, en beneficio del destinatario.

La atención farmacéutica es coherente con la necesidad de cuidar los recursos limitados y no malgastarlos, y pasar de una atención sanitaria centrada en medicamentos y tecnologías, a otra al servicio de las personas. No vende ningún producto salvo conocimientos al servicio de los demás, es insensible a la bolsa y a los vaivenes caprichosos de los fondos de inversión. Y no está sujeta a ninguna patente industrial que pueda perderse, porque para ejercerle bien hacen falta los conocimientos que puede adquirir nuestro cerebro, y los sentimientos que se albergan en nuestro corazón.

Por eso no puede ejercerse a cambio de ningún margen comercial o transacción de producto alguno. Entre todos tenemos que ponernos de acuerdo para que la sociedad asuma sus beneficios y proteja a quienes la ejercen.

La atención farmacéutica es una práctica asistencial que cohesionará las otras prácticas asistenciales ya existentes, será la levadura que les da consistencia y pone coto a monoterapias profesionales condicionadas por intereses ajenos.

Es una tecnología sanitaria coherente al nuevo mundo que surge, que va a acabar con el mercado, el crecimiento como factor de éxito, con la prisa hacia ninguna parte, o con el poseer como medida del ser. Una práctica que no medirá la dignidad de un profesional en función de lo que venda, sino por lo que sea capaz de resolver.

No sabemos qué tiempo tardará, porque el capitalismo, aunque está herido de muerte, se está revolviendo con furia y quiere morir matando, y porque hay muchos farmacéuticos que prefieren seguir encerrados en su jaula de oro antes que salir al mundo. Nunca fueron fáciles los cambios de época. El cambio no dependerá tanto de las agencias de calificación, de modificaciones constitucionales  o de las estructuras, cuanto de lo que cada cual desde donde estemos seamos capaces de contribuir.

El aporte de los farmacéuticos será la atención farmacéutica; el de los políticos, cambiar del gris metálico en el que están al verde del cambio. Porque el color verde es el del cambio, y no únicamente porque para algunos simbolice la esperanza. El verde de la ecología, transmitir los valores que representa a crear una nueva forma de estar en el mundo, será la hoja de ruta. Porque tenemos una responsabilidad con las generaciones venideras de dejarles un planeta vivible. Y eso tiene que ver con todo. Igual que tenemos que abandonar el antropocentrismo y compartir nuestro destino con el resto de especies con las que convivimos, hay que dejar otros “centrismos”, como el mercadocentrismo en la política o el médicocentrismo en salud.

Si crees que esto no te toca, estás equivocado; si crees que esto no te va a tocar, te diré que quizás. Pero también que estás enfermo de egocentrismo, la enfermedad que está matando a nuestra sociedad y de la que aún tenemos la oportunidad de curarnos.

Anuncios

8 comentarios en “LA ATENCIÓN FARMACÉUTICA EN EL OCASO DE LAS IDEOLOGÍAS OBSOLETAS

  1. Totalmente de acuerdo. Pero la lucha es contra un muro espeso que necesita de infinidad de golpes para derribarlo. O todos golpeamos o nunca caerá.

    1. Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco nadie podrá decir que los cambios vengan solos y sin el sacrificio de mucha gente. Tenemos que involucrarnos sin esperar a que veamos nosotros el resultado de ese esfuerzo

  2. Navegando por la red, me he encontrado con tu blog. Me parece muy bueno el trabajo que haces exponiendo el punto de vista de los farmacéuticos “de la calle”. No he visto ningun otro blog con este punto de vista específico.
    Ya va siendo hora de que cambie el concepto de farmacia-supermercado actual y se acerque al de atención farmacéutica.

    Difícil difícil lo veo… pero sería algo muy bueno

    Un saludo

    1. Muchas gracias por tus amables comentarios. Por utilizar lo de” la calle” imagino que serás farmacéutico de hospital. Creo que lo que tú aludes es cierto, pero eso no es ni más ni menos que por la forma de percibir los honorarios profesionales. El día en que todo cambie a una remuneración por servicios profesionales será otra cosa. No somos mejores ni peores que nadie, hay que cambiar, y atraer a la profesión a quienes creen que pueden aportar mucho a la mejora de los resultados en salud, y que deje ser el foco de gente que lo que quiere es hacer gestión y venta de productos. De todas formas, es muy triste que quienes pueden enfocar la profesión a la atención farmacéutica de la que hablo (a la específica de la que hablo), que son los de hospital y los de atención primaria, no lo hagan, y estén entretenidos también en gestión muchas de las veces. Creo que va siendo hora de que nos pongamos de acuerdo en mirar a las personas primero, antes que a los medicamentos. Pero solo es una opinión. Te reitero mi agradecimiento a tus aportaciones.

  3. Excelente entrada. No podemos vincular la atención farmacéutica al margen del medicamento, me quedo con esa frase que comparto al 100%. El problema es que no hemos logrado dar con la tecla adecuada para medir/valorar correctamente el servicio que se le hace a la sociedad. Otro problema es que aquellos que están menos preparados van a ir frenando con excusas la implantación del cambio que, por otra parte, debería ser imparable.
    Enhorabuena por este blog, y por compartir con todos los pensamientos de un farmacéutico al que tengo en admiración por su amplitud de miras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s