POR QUIÉN LUCHAN LOS FARMACÉUTICOS CUANDO DICEN DEFENDER LA ATENCIÓN FARMACÉUTICA


La Atención Farmacéutica surgió en la evolución de la asistencia sanitaria, como una tecnología capaz de dar respuesta a un problema muy grave, que había surgido en un entorno en el que las personas utilizaban un número creciente de medicamentos. Unos medicamentos que, solo en teoría podrían ser efectivos para un problema de salud, o para estabilizar un parámetro que evitaba la aparición de dicho problema, pero que muchas veces producían efectos no deseados, y que, utilizados de modo conjunto con otros, tenían un efecto imprevisible, por compartir muchas veces vías de metabolización comunes, y comportarse de una forma muy diferente a la que cabría esperar.

La Atención Farmacéuticavenía a suponer una tecnología sanitaria que de alguna forma, establecía un control a los efectos de la farmacoterapia, en un mundo que corría y corre hacia la medicalización de cualquier proceso. Además, suponía optimizar el recurso terapéutico más económico para abordar la enfermedad, evitando así la utilización de otras tecnologías sanitarias más caras, y disminuyendo los recursos sociales que habría que invertir en atender personas que sufrirían las consecuencias de esas enfermedades graves que se habrían evitado.

Conla Atención Farmacéutica, el farmacéutico se ponía de parte del paciente en lugar del de los fabricantes de medicamentos, garantizando con su actuación profesional que los medicamentos se usasen solo en caso de ser la mejor opción, y se hiciera de la mejor manera para alcanzar los efectos deseados, o pudiese actuar de la forma más rápida posible ante la consecución de resultados negativos de los medicamentos.

La mirada hacia el problema de salud desde la farmacoterapia, constituía un avance en la garantía del derecho humano a la salud y suponía para el farmacéutico la oportunidad de realizar una actividad asistencial clave, que salvaría muchas vidas y ahorraría una ingente cantidad de recursos económicos ya invertidos en gastos sanitarios y sociales. Algo fundamental y más si cabe en tiempos de crisis.

Sin embargo, los farmacéuticos no hemos entendidola Atención Farmacéutica, y la hemos utilizado para apuntalar un sistema que se derrumba, basado en márgenes comerciales y no en servicios profesionales.

Cuando hago referencia a los farmacéuticos, me refiero a los que actúan más o menos cerca del paciente, comunitarios y hospitalarios, a los que pudiendo reclamar ese espacio no lo hacen y prefieren estar con su medicina basada en la evidencia y otras medidas de marcaje estrecho al médico, los de atención primaria, y a los que no quieren saber nada de ellos y que moran en la isla universitaria, rodeados de sus tubos de ensayo y animales de laboratorio, ajenos a las responsabilidades que contraen con la sociedad en materia de formación de profesionales.

Todavía se sigue utilizando y tomando el nombre en vano dela Atención Farmacéuticapara seguir haciendo lo mismo, o para tibias estrategias de pretender hacer algo nuevo sin dejar de hacer lo antiguo, cuando lo nuevo y lo antiguo se parecen como un huevo a una castaña, por mucho que se quiera maquillar lo anterior.

Y claro, la realidad es la que es, cuando lo que se pretende es mirar hacia adentro, en lugar de hacer lo único que es posible, mirar hacia fuera y tratar de hacer cosas útiles frente a problemas reales. Y cuando el fracaso llega, buscar culpables en otros lugares.

Recuerdo en el año 2001 una conversación de Linda Strand en Sevilla. Estábamos a punto de comenzar una reunión con profesores universitarios y yo la estaba poniendo en antecedentes sobre algunos de ellos, abiertamente contrarios ala Atención Farmacéutica.Ellame cortó y me dijo: “A mí no me preocupan los que están en contra dela Atención Farmacéutica; los que me preocupan de verdad son los que dicen que están a favor”.

Cuanta razón tenía. Los defensores dela Atención Farmacéuticaen España son los que hoy la han desdibujado, vaciado de contenido y han aburrido a tantos y tantos farmacéuticos que un día se ilusionaron con disminuir el sufrimiento de la sociedad con sus medicamentos y de paso, abrir un espacio nuevo a una profesión que se desangraba por falta de sentido.

Y todos seguimos viendo pasar ambulancias hacia los servicios de urgencias. Conocemos a pacientes que han sufrido graves problemas que se podrían haber evitado, o hemos visto en nuestras familias ese sufrimiento y muerte inútil que provoca nuestra falta de coraje.

Anuncios

18 comentarios en “POR QUIÉN LUCHAN LOS FARMACÉUTICOS CUANDO DICEN DEFENDER LA ATENCIÓN FARMACÉUTICA

  1. Este articulo no se si calificarlo de idealismo kantiano o escrito en base a un fundamentalismo político-farmaceutico .De todas formas recomiendo someterlo al análisis del materialismo filosofico para ver que se puede sacar del mismo en caso de que haya algo que sacar.

      1. Sugiero algunas lecturas de D. Gustavo Bueno para empezar un analisis critico. Por ejemplo su Teoria del Cierre Categorial y El Fundamentalismo Democratico sin olvidar El Pensamiento Alicia

      2. El pensamiento Alicia es la descripción de una mezcla de ingenuidad, irresponsabilidad, falta de autocrítica rayana en la idiotez congenita y ser contumaz en el error. Refleja una discurso muy elaborado para decir cosas que no se sostienen con la realidad (de ahí la propuesta de análisis del materialismo filosófico).
        Estoy de acuerdo en que mientras no haya cambios fundamentales en el sistema de retribución, pasar del pago por producto al pago por servicio, el desarrollo de la AF estará viciado de raíz. Seguirá siendo una lucha de unos pocos héroes (que trabajan más a cambio de lo mismo en el mejor de los casos y de muchos problemas en lo habitual) y la necesidad de la AF, que existe, se acabará derivando a otras profesiones. Pero creo que el debate ya empieza a aparecer encima de la mesa. Ya no es posible esconderlo más tiempo. Lo que hace falta es afrontarlo con responsabilidad y rigor: ¿creemos que el pago de un porcentaje sobre el medicamento, hagas lo que hagas, va a propiciar el URM? Este sería el fondo ético de la cuestión pero después hay otro pragmático: ¿creemos realmente que vamos a poder vivir de un % de medicamentos cuya asintota tiende a 3,12 €?
        La realidad (ese materialismo filosofico) nos pondrá en su sitio: o seremos profesionales que trabajen en servicios del conocimiento y que cobren por ellos o seremos el kiosko de la esquina con un cartel que ponga “todo a 3,12 €” (si es que llega a ese precio)

  2. Está claro que hace falta algo más que subida de impuestos y recortes. Por ejemplo LIBERALIZACIÓN. ¿De qué?. De todo. Es vergonzoso que haya miles de lcdos en farmacia y no les dejen abrir una y concertar un margen sostenible con su CCAA. Es indecente e infame. Pero claro, el Sr Rajoy le tiene miedo a las castas de riquillos y recortar privilegios, por muy necesario y justo que sea.
    Lo dicho, vergonzoso.

    1. Respeto evidentemente tu opinión acerca de las farmacias, pero este post no trata de farmacias. Ni siquiera de farmacéuticos. Trata de una práctica asistencial que, en mi opinión, es útil y necesaria para la sociedad. Una práctica asistencial no son las paredes donde se realiza. Cuando se ha discutido en España de esta práctica, se pasa a discutir de farmacias. Al final y como consecuencia de ello, no se discute de la práctica.

      1. Hola Manuel, soy farmacéutica adjunta y me encantaría hacer AF, pero en todas las farmacias en las que he trabajado (y son unas cuantas) me ha parecido algo utópico, quizás porque es algo por lo que no se percibe nada a cambio, falta de interés del titular o mal enfoque del servicio. Si todos nos pusiésemos a ello, nos preocupásemos de estar formados y de darle al personal la oportunidad de formarse, otro gallo nos cantaría. Me parece totalmente necesario poseer una sólida formación (que la carrera sola no aporta) para poder realizar intervenciones, dejar de tenerles miedo a los médicos, etc… Y creo que si el personal estuviese incentivado y los titulares cobrasen por el servicio podríamos llevar a la práctica nuestra verdadera profesión, que tristemente se está convirtiendo en “vender cajitas”. Saludos

      2. Entiendo sus frustración, estamos en esa pelea, y probablemente las farmacias no acepten esta práctica asistencial. Hay que abrir el espacio para este trabajo nuevo. En España ahora es muy dificil, pero las cosas están cambiando muy rápidamente y lo que ahora parece imposible, en poco tiempo cambie. Por tanto, no se puede quedar con los brazos cruzados y debe seguir luchando

  3. A lo mejor el más extraño en la profesión farmacéutica es nacer comerciante, vivir toda su vida tratando de demostrar que el comercio de drogas es algo más que un oficio de comecio diferente en sus objetivos y su objeto, y cuando se le ocurre una forma de convertir su comercio en algo realmente diferente, vuelve a pensar en ello como comercio. No es pecado ser un comerciante; pero serlo sin querer serlo, e serlo vendendo algo que no és lo que se diz serlo, es estraño.

  4. Creo que el problema consiste en que la farmacia tradicional de las fórmulas magistrales, los consejos sanitarios, la dispensación frente a “despachar medicamentos”, ha cambiado por una farmacia más comercial que consiste en el arte del buen comprar y el buen vender y se olvida de la asistencia sanitaria. Sr, Manuel Machuca, hay que hablar de liberalizar farmacias porque muchos farmacéuticos que estarían encantados de hacer atención farmacéutica, se ven privados de ejercer líbremente su profesión. Además la falta de competencia por prestar un mejor servicio adormece a los propietarios de farmacia, más preocupados por aumentar sus ganancias que por prestar un buen servicio sanitario a la sociedad. Su propuesta de conseguir implantar la atención farmacéutica se torna en puro idealismo cuando se topa con la realidad de que muchos farmacéuticos no pueden ejercer líbremente, aunque usted no quiera hablar de farmacias.

    1. Mire usted, me parece que quiere meter aquí su cuña de liberalización de las farmacias, que comprendo. Pero este post no va de farmacias, ni de liberalización de farmacias. Va de salud pública y la influencia que sobre ella va a tener las medidas que contienen el Real Decreto al que me refiero. Que usted vea que liberalizando las farmacias se va a resolver el problema, si es así como usted lo estima, lo veo un análisis superficial, aunque obviamente creo que es una demanda legítima que usted luche por ello. Si las farmacias no dan un buen servicio sanitario es porque lo que les exigen es el acceso a los medicamentos, que lo hacen muy bien, en mi opinión. Si queremos como sociedad que den un buen servicio sanitario, no tiene tanto que ver con que sean libres, protegidas o estatales, de cadenas o sin ellas, sino de cómo cobran sus honorarios los farmacéuticos. Si se les pagase por servicios sanitarios, vería usted cómo cambiarían.
      En resumen, puedo entender sus demandas, pero creo que este post no ha dado lugar a esta discusión. Gracias por sus comentarios

  5. Sólo quiero hacer constar que los únicos farmacéuticos que pueden decidir si hacer o no atención farmacéutica son los propietarios de farmacias, el resto de farmacéuticos no podemos ni plantearlo, luego por favor no hable Vd de un problema de los farmacéuticos en general sino de los propietarios de farmacia. Gracias por debatir sobre el tema en este blog.

    1. En mi caso, hace unos años tuve una consulta de Atención Farmacéutica en un centro privado, y estuve ejerciendo allí durante dos años. Es cierto que no salió bien, pero no dudo de que tenga futuro. Y la realidad de aquellos países en los que la Atención Farmacéutica es una realidad, es que los farmacéuticos que la ejercen y cobran por ello, no son propietarios ni trabajan en farmacias, es un servicio aparte, en el que su remuneración es similar a la de los médicos y comparten responsabilidades con ellos. Quizás sea un tema por el que luchar para España también. En realidad, las autoridades sanitarias no están de acuerdo con que ejerzan la Atención Farmacéutica en las farmacias, por una mera cuestión de conflicto de intereses (algo análogo a lo de no estar de acuerdo con que quien prescriba venda medicamentos). Yo creo que los farmacéuticos tienen más futuro por ahí. Gracias por sus contribuciones.

      1. Y quiero disculparme porque pensé que este comentario era al último post, que no tenía que ver con las farmacias, y usted sí se refería a uno anterior que sí tenía que ver con el debate que usted proponía. Espero fijarme mejor otra vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s