PATRIAS


ESPAÑAPerdona, pero no entiendo tu concepto de patria. Me hablas de que la unidad de lo que tú llamas patria no se puede cuestionar, de la Constitución como Sagrada Escritura que jamás puede estar en tela de juicio. Igual que te refieres a la economía, a tu particular concepto de economía―porque para ti no existen otros―, como el único punto de partida posible para aplicar la lógica deductiva.

Te llenas la boca de la palabra patria, pero únicamente entiendes la tuya como legítima. No aceptas que te lleven la contraria en esto, que haya quien piense que puedan existir otras. Es la tuya la que quieres imponer a los demás porque así lo dice la ley. Entiendes la ley además como algo inamovible. Venías de dictaduras, aceptaste a regañadientes la democracia y hoy has aprendido a valerte de ella para tus fines. Por eso para ti la ley es el marco inamovible, tu particular evangelio que nos quieres imponer a los demás.

Te gusta tu patria así, te sientes orgulloso de sus hazañas, de sus emblemas, de sus tradiciones. Impasible el ademán ya están presentes en nuestro afán. Una patria en la que uno de cada cuatro hogares se encuentran en riesgo de pobreza, con quinientos desahucios diarios, un veintiséis por ciento de personas que no pueden trabajar y casi trece millones de ciudadanos en situación de pobreza o exclusión social. Una patria cada vez más desigual, apta para quien tiene dinero aunque lo haya evadido, una patria buena para quien se porta bien, según tu concepto de bondad por supuesto.

Una patria con menos filosofía y más religión, apta solo para triunfadores. Una patria abierta al mundo para que por allí salgan aquellos que no dan la talla. Una patria que expulsa a quienes no entran dentro de tus reglas. Una patria feliz de que te puedas buscar otra patria si en la suya no cabes, y que te da el derecho a decidir la que quieres para ti. Gracias a ella podrás ser brasileño o peruano, alemán o inglés, chino o japonés. Lo que quieras ser, aunque eso sí, solo tienes seis meses para arrepentirte.

No, no acabo de entender esa patria. Y verás, no es una cuestión de marco territorial, es mucho más de personas, de ciudadanos. Un concepto como el tuyo de patria me espanta, ya sea de tamaño XL o S. No se trata de eso. Se trata de quiénes son tus compatriotas, de tu concepto del bien común, de lo que te hace sentir feliz y orgulloso. No es cuestión de banderas, aunque alguna haya que nos dice que el poder es algo hereditario y me rebele contra eso. No me importa la bandera con la que te envuelves; me espanta lo que escondes tras de ella.

Lo siento, pero no puedo entender una patria que distingue entre diferentes tipos de ciudadanos, y en eso me da igual que se refiera a los que están dentro o a los que están fuera de lo que tú o cualquier otro le llame patria. Al fin y al cabo clasismo y racismo son aspectos que tienen mucho en común.

Y no acepto que me digas que no soy patriota. Lo que pasa es que has manoseado tanto la palabra que necesita un buen lavado. En frío, porque en caliente, se le corren a tu patria los colores.

La imagen que ilustra el post ha sido obtenida de la página http://www.incerba.com

Anuncios

2 comentarios en “PATRIAS

  1. Mi querido amigo, uno puede o no estar de acuerdo con el concepto de patria del actual gobierno; uno puedo o no estar de acuerdo con el concepto de patria del gobierno catalán; un puede o no estar de acuerdo con el concepto de patria vasco; uno puedo o no estar de acuerdo con tu concepto de patria, pero en lo que todos deberiéramos estar de acuerdo es en que la ley hay que cumplirla, sencillamente porque es la base de una democracia. La ley no puede ser válida o no en función de que me guste quiénes la han hecho, porque la haga quien la haga, legislan porque recibieron un mandato democrático en las urnas.
    Una patria no puede cambiarse a tiros como se intentó en el pais vasco, la patria no se puede hacer saltándose la ley. Gane usted las elecciones y proponga un cambio constuticional, vótese y si se gana, hágase.
    Si se incumple la ley, se entra en la ley de la selva y ahí, mi querido amigo, perdemos todos y, sobre todo, los más débiles.
    Podemos seguir hablándolo, me parece que hay mucho más que discutir en este pequeño artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s