BISNES


BISNESTe propongo un negocio. Es muy fácil, sencillo. No tendrás que hacer mucho, solo poner el dinero. Es un negocio redondo, créeme. Por cada euro que inviertas te voy a devolver entre 5 y 8 euros al año siguiente. No  miento, la empresa ganará eso y en el beneficio está incluido lo que ganen los profesionales que trabajan para nosotros.

Tranquilo, no se trata de tráfico de drogas. Tampoco de venta de armas. No, no vamos a destrozar ningún país, ni vamos a quedarnos con sus pensiones o sus bancos. Con Grecia ya tenemos bastante. Se trata de un negocio legal. Y además, moral, porque beneficia a todos los ciudadanos. Sí, puedo ver tu cara de incredulidad. Te preguntas en qué puedes ganar tanto dinero sin tener que abusar de nadie, sin tener que medrar, sin tener que prevaricar, si además ni la bolsa ni los bancos dan tanto.  Y no, no vas a salir imputado de nada, ni después vas a pasar años o meses en la cárcel, aunque te pongan ordenador, impresora y aire acondicionado. No, repito: es legal y es moral.

Y no, no te voy a ocultar por más tiempo de qué se trata. Es muy sencillo. Se trata de apostar por servicios de optimización de la farmacoterapia para pacientes crónicos y polimedicados. Simplemente se basa en que profesionales farmacéuticos evalúen de forma integral los resultados de los medicamentos en los pacientes, para detectar, prevenir y resolver los problemas que actualmente producen los medicamentos. El resultado de la inversión está más que demostrado en países desarrollados. Pero en tu país son muy difíciles de implantar. Porque no lo proveen dioses médicos, y porque es legal y moral. Y además porque es un derecho de salud pública. Demasiado bonito para un país con políticos cutres como el tuyo. Este es el negocio que se pierden, con la deuda que tenemos. ¿Qué asco dices? Sí, qué asco.

Anuncios

Un comentario en “BISNES

  1. Estimado Manuel: He sido un seguidor de tu trabajo, y de verdad que soy un convencido de que trabajar en Optimización de la Farmacoterapia es una enorme labor en la actual sociedad, en la que los recursos y el acceso al medicamento son limitados sobretodo para los más necesitados. Actualmente tengo una oportunidad de implementar esta actividad, aclaro el asunto: Trabajo en un hospital en el que por ser de religiosas se internan regularmente los sacerdotes retirados que viven en una casa de retiro proporcionada por la Arquidiocesis de Guadalajara (Jalisco, México) denominada Trinitario Sacerdotal, lo que sucede es que al llegar al hospital y realizar la conciliación de su medicación al ingreso, me encuentro con que a los sacerdotes llegan polimedicados al mismo, con un promedio de 12 medicamentos por paciente, obvio es que existen múltiples interacciones farmacológicas de importancia clínica y sus objetivos terapéuticos no están cumpliéndose. En resumen mi idea es la de contactar al médico de cabecera del Trinitario Sacerdotal para ofrecer el servicio, sin embargo, dado que nunca lo he hecho hasta el momento fuera de los pacientes que atiendo en el hospital, me vendría bien alguna recomendación al respecto. Agradezco cualquier comentario y quedo en espera de ellos, manteniendo el contacto a través del correo electrónico. Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s