UN ESTADO DE DESÁNIMO


Si alguien albergaba alguna duda sobre que el fútbol es un estado de ánimo quizás la despejara a partir del minuto 87 de partido frente al Éibar. A diferencia del encuentro frente al Real Madrid, con el que, a decir de don Pablo Machín, competimos hasta el minuto 80 y perdimos hasta la dignidad, o el de Barcelona, que según él también estuvo contra las cuerdas hasta el minuto 80, antes de que nos cayera la media docena, esta vez pasamos del más espantoso de los ridículos, por utilizar una frase hecha muy futbolera, a casi rozar la gloria. Si alguien, repito, hubiera pensado antes del encuentro que iba a salir contento con un empate ante un equipo que solo se parece al Barça en la camiseta, lo habríamos tomado por loco. Y respiramos, e incluso algunos alcanzaron la avenida de Eduardo Dato con ciertas dosis de euforia en vena si bien, conforme avanzaban hacia el casco turístico, perdón, histórico, la realidad se abría paso en las mentes de los obnubilados sevillistas al recordar los primeros 87 minutos de partido.[…]

Continúa leyendo en: http://www.lacolinadenervion.com/un-estado-de-desanimo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s