POR QUÉ VOY A VOTAR A JAIME ROMÁN


Al fin, hay elecciones a la presidencia del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla. Después de muchos años aparece una candidatura alternativa para dirigir el destino de los farmacéuticos sevillanos. No pasa esto desde que yo, allá por los finales del siglo pasado, en mi inocencia, pensé que los cambios se podían hacer desde dentro y me presenté en la lista en la que iban varios de los que hoy pretenden continuar aferrados a sus sillones, metiendo el miedo en el cuerpo al cambio a un colectivo, el farmacéutico, que durante decenas de años, las que llevan gobernando estos que pretenden seguir y sus antecesores, han visto degradarse su profesión año tras año, ley a ley, decreto a decreto, norma a norma.

Me siento moralmente obligado a escribir por qué voy a votar a la candidatura de Jaime Román, a Iniciativa Farmacéutica, pero esencialmente voy a hacerlo sobre por qué no voy a votar a la candidatura que encabeza Manuel Pérez. De la capacidad de Jaime, de su profesionalidad, del valor de su equipo, no tengo dudas. Ni tampoco de su honestidad, y lo digo por escrito, aunque haya quienes traten de echarla por tierra utilizando información confidencial a la que tienen acceso desde la posición que ostentan.

Soy un farmacéutico que un día soñó colaborar en la construcción de una nueva profesión, comprometida con las necesidades del paciente de hoy en relación a sus medicamentos, capaz de protagonizar y liderar la lucha contra la primera gran pandemia del siglo XXI, la farmacológica, y que ha visto cómo sus sueños se han ido al traste. Y se han ido al traste a buen seguro que por cuestiones de las que soy responsable, pero también por dirigentes profesionales como los que se ofrecen para continuar en la senda autodestructiva por la que caminamos la profesión farmacéutica. Por mis sueños, por mis luchas, por todo aquello en lo que creí, por la profesión que ejerzo, siento que debo escribir esto. Y lo voy a hacer por capítulos.

Después de esta introducción general, contaré algunas de mis experiencias con estos dirigentes que hoy os infunden el miedo, que se aferran al poder de cualquier forma, ya sea denostando a los contrincantes o blanqueando sus candidaturas con nuevas promesas que deberían pensárselo muy bien ahora que están a tiempo. Luego, me gustaría hacer algunas preguntas económicas, como esas puertas giratorias a las que los políticos acceden cuando dejan los cargos y que aquí parece que se utilizan sin necesidad de dejarlos; o aquellas otras cuestiones sobre las sustituciones profesionales que disfrutan algunos cargos y que pagamos entre todos, incluso al parecer, también las indemnizaciones por despido. Me gustaría saber si es verdad o no aquello que, sin información confidencial, se dice o aparece en previsoras páginas web de sanidad nacional.

Cada farmacéutico es muy libre de votar a la candidatura que desee. Ojalá que el 7 de abril haya colas de farmacéuticos y farmacéuticas para decidir nuestro futuro, que no se queden en casa y elijan entre continuar caminando hacia nuestra autodestrucción de la mano de personas que nos han traído hasta donde estamos, o dar un giro a nuestra profesión antes de que pueda ser demasiado tarde. Nos la estamos jugando, ellos de una forma y nosotros, el resto, de otra. No es momento de seguir quejándonos, sino de tomar las riendas de nuestro destino. Y el cambio no es posible liderarlo por quienes durante treinta años tuvieron la oportunidad de hacerlo y no lo hicieron. CONTINUARÁ.

La imagen está tomada de : https://www.nationalgeographic.com.es/animales/serpientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s